Dios tomó el control de su auto mientras caían de una montaña

Un hombre recién convertido a Cristo pudo ver como Dios lo libró de la muerte al librarlo de una muerte fatal en una carretera.

Himmat Kundan, un comerciante de ropa, se convirtió a Cristo por la intensa predicación del evangelio en Asia.

Este hombre quería expandir su negocio a otras localidades, por lo que con su vehículo emprendió un viaje hacia una región montañosa en compañía de dos hermanos de su iglesia.

En el camino, el vehículo de Himmatperdió el control descendiendo sin control cuesta abajo en la montaña.

Antes de caer en un inmenso hueco y morir instantáneamente, el hombre y sus dos amigos oraron a gran voz y con manos alzadas pidiendo que Dios los salvara de esa intensa situación.

Mientras ellos oraron, el carro se detuvo y se estabilizó para cambiar de curso sin dejar ninguna herida en los que viajaban dentro de él.

Himmat junto a sus acompañantes de inmediato salieron del auto para agradecer a Dios una nueva oportunidad de vivir.

Como siempre Dios tiene cuidado de todos sus hijos al librarlos de situaciones donde su vida esté en peligro.Deja tus comentarios sobre esta noticia